Tan a gusto sin el mundo

He perdido la luz, la guardaba en el cajón del pan.
Era una luz especial, con tropezones de oscuridad...

No me queda más remedio que hacer de antorcha humana y prenderme los sueños,
reír hasta vomitar, hacer encaje de bolillos del pecho.

Y cada vez que pierdo luz...

Voy cogiendo corazones, me voy tocando más a gusto los cojones.
Me encierro en el baño a mirar mi absurdo,
apago el móvil y tan a gusto sin el mundo.

He perdido la luz, no la quiero encontrar.
Con la luz veo tu mirada de plata y sé que ya no está.
Me lleno de alcohol, un tipo torpe, gordo, viejo y cabrón
¿y la noche dónde está?, en una esquina, esperando pa'entrar.

Y cada vez que pierdo luz...

Voy cogiendo corazones, me voy tocando más a gusto los cojones.
Me encierro en el baño a mirar mi absurdo,
apago el móvil y tan a gusto sin el mundo.

Y había una fiesta en la casa de atrás y allí fuimos, hasta reventarnos.
Sólo tenían coca-cola sin gas y unas tías que sabían odiarnos.
Abre los ojos, no te quedes atrás, aquí nos sitian tarde o temprano.
No me importa si te quieres marchar, se abre la noche y aún es verano.
(bis las cuatro)

______________________

copyleft BY 2014-17 el extremo inútil de la escoba

get simple, PureGS y por extensión purecss